843020_10151227387947167_139869375_o

 

Por lo general los más pequeños adoran a las mascotas en su conjunto.

Estar en contacto con animales desde muy pequeño guarda innumerables beneficios respecto de la crianza de un niño.

 

Por qué es importante que los niños se críen con mascotas al interior de hogar

1)- Fortalecen la autoestima de los más pequeños

El vínculo amistoso que establecen los niños con las mascotas les permite engrandecer con el correr del tiempo su autoestima. De la misma manera, realizar actividades en contacto con mascotas también genera que los pequeños se sientan importantes y puedan ir alcanzando logros personales: ¿pensaste cuán importante es que un niño pueda sacar a pasear –y con éxito- a un perro? ¿O acaso que limpie de forma satisfactoria una pecera? Piensa en ese tipo de ejercicios y en lo importante que puede ser para tu hijo realizarlos con eficacia.

 

2)- Aumentan la comunicación no verbal de los pequeños

La presente cuestión tiene que ver con uno de esos logros puntuales que si bien se gestan cuando pequeños, continúan siendo importantes para la vida adulta de una persona. Aumentar nuestra capacidad de comunicación no verbal aumenta significado a nuestra vida y nos permite realizar operaciones que cuando grandes resultan importantes a la hora de sobrellevar momentos difíciles.

 

3)- Disminuyen la ansiedad de los más chicos

Es muy común que en la actualidad determinados pequeños sufran problemas de ansiedad. Lo cierto es que si vivimos en una sociedad altamente estresada, esa vorágine colectiva no puede más que repercutir en la vida de los más pequeños haciendo que los mismos en ocasiones se muestren especialmente ansiosos respecto de las actividades que realizan en lo cotidiano. El contacto con animales colabora en ese sentido, permitiendo a los niños encontrar un espacio de tranquilidad que en ocasiones también tiene un componente lúdico importante: el juego con la mascota cumple en ese sentido un papel importantísimo.

Pues bien, los beneficios de que un niño se críe en contacto con animales domésticos tienen que ver con el vínculo que se establece entre un pequeño y la mascota. Ese vínculo está mediado por la forma en que los padres plantean el presente escenario y es menester que los más chicos vean desde siempre el buen trato de los mayores para con las mascotas que se encuentran en el hogar. Respeto y amabilidad son dos dimensiones que jamás se perderán de vista y serán los cimientos sobre los que se emplace la relación de las personas con los animales que están a su cargo.