featured19-1024x589

La mayoría de las personas que pierden a un perro rápidamente te dirán que es como perder a un hijo. Pero es un mucho más complicado que eso. Primero, la mayoría de los padres pasan toda su vida sin tener que ver morir a un hijo y si les pasa, te dirán que ese no es el curso natural de la vida, que no debería ser así.

Pero cuando traemos un perro a nuestras vidas, sabemos que algún día le tendremos que decir adiós. En el mundo humano, fuera del mundo canino, muchas personas creen que un perro “es solo un perro”, pero no es así; es mucho más que eso y justo ahora hay millones de personas sufriendo un dolor que es casi insoportable porque los perros tienen una manera de llegar a esa parte de nuestro corazón a la que no le permitimos que un ser humano entre.

Incluso, puede que exista un perro realmente especial que toca nuestra alma y después nos deja con la comprensión de un amor que sobrepasa cualquier otro.